Fashion News

Se suicida en el centro comercial tras cinco horas de compras con su novia

Ir de compras en estas fechas no es precisamente una actividad relajante, sobre todo si se realiza en un centro comercial atestado de gente. Una auténtica pesadilla antes de Navidad que todos vivimos antes o después. Lo que ya no es normal es que una frenética tarde de saldos se convierta en una tragedia. Es lo que le sucedió a Tao Hsiao, un hombre de 38 años que decidió suicidarse después de cinco interminables horas en unos grandes almacenes de la provincia china de Jiangsu. La víctima, totalmente extenuada tras su largo peregrinaje de puesto en puesto, imploró a su incansable novia volver ya a casa. Ante su negativa, porque todavía quedaban unas comprillas pendientes, tiró las bolsas al suelo y saltó por un balcón del centro comercial, según informa el diario británico ‘The Daily Mail’. Una medida desesperada para una situación desesperada.

Tras el trágico desenlace a una tarde de compras, testigos presenciales aseguraron que el pobre Hsiao llevaba más bolsas de las que podía cargar mientras a duras penas seguía a su novia por las tiendas del gigantesco centro comercial en plan sherpa. Y así una hora, y otra, y otra. Hasta que el hombre se plantó y exigió que se fueran a casa. La respuesta de su pareja fue que todavía les quedaba visitar una zapatería, que tenía unos descuentos de lo más interesantes. La víctima estalló y replicó que ya tenía demasiados zapatos, muchos más de los que podría llevar en lo que le quedaba de vida y que era inútil comprar más”. La discusión estaba servida. La joven contraatacó acusándole, a grito pelado, de ser un “tacaño”, y de “destrozarle la Navidad”, como si fuera el mismísimo Grinch.

Dicho y hecho. Sin pensárselo dos veces, Tao Hsiao arrojó las bolsas al suelo y saltó del balcón del centro comercial, cayendo sobre un montón de adornos navideños desde una gran altura. Una imagen que seguro que su novia no va a olvidar fácilmente y que recordará en las Navidades venideras. Los servicios de urgencia no pudieron hacer nada por salvar la vida del hombre, que murió en el acto como consecuencia de la violenta caída. Una forma demasiado radical de escapar de una agotadora tarde de compras. Y, de paso, de su novia, compradora compulsiva, que se supone que ya no tendrá ganas de adquirir ningún modelito nuevo en una larga temporada.

chinojoven--647x231

 

Related Articles

Back to top button