Luego de que la actriz mexicana, Geraldine Bazán, hiciera público su divorcio con el también actor, Gabriel Soto, a través de un comunicado en sus redes, en el que dejaba saber que el divorcio se había consumado bajo el precepto de velar por los intereses de sus hijas, su ahora ex esposo, arremetió contra ella.

Colocando un vídeo motivacional en sus redes acompañado de unas palabras, el actor expresó:

“El mejor ejemplo que le puedo enseñar a mis hijas será siempre en primer lugar, que sean FELICES, que busquen y luchen por su felicidad a toda costa. A veces por querer salvar una situación uno se olvida que esa es la ley número 1 de la vida por la que yo me muevo y todo el mundo se debería mover”.

Y agregó, “Han sido dos años de constantes críticas y juzgamientos acerca de mis decisiones personales. Dos años de ataques para mí, para mi entorno. Asumiendo mis responsabilidades, preferí tener un final cordial a una vida diaria sin felicidad ni armonía, para mí y para mis hijas….”

Pero lo que llamó la atención de su mensaje fue el final, cuando hace un pedido de reflexión para las mujeres que atacan y promueven el odio luego de una relación, refiriéndose seguramente a Geraldine.

“Respeto y admiro a todas las mujeres empoderadas frente a una situación adversa, pero llamo a la reflexión de aquellas que con casa, chofer, nanas, colegiaturas, seguros médicos, vacaciones, tarjeta de crédito y todo pagado, siguen atacando y promoviendo el odio en lugar de acabar con una guerra sin sentido ya”, concluyó el actor.

Ve aquí la publicación completa del actor

https://www.instagram.com/p/BouCVbYhGOa/?utm_source=ig_web_button_share_sheet

Por su parte, Geraldine Bazán busca comenzar un nuevo capítulo en su vida con mucha paz y emoción por el porvenir, tanto en el ámbito profesional como personal, según expresó en su comunicado.