Por: Angélica Novoa Ríos

Todas sabemos que hacer un delineador perfecto cuesta trabajo y evidentemente no nos va a salir del primer intento. Es importante que tengamos mucha paciencia las primeras veces que intentemos hacerlo y que tengan confianza en ustedes mismas y sus capacidades.

Hacer un delineador perfecto suena complicado y la misma práctica lo comprueba. Pero si les digo que es más sencillo de lo que piensan, me creerían? Aquí les daremos unos trucos e ideas que puedes intentar para lucir el delineador perfecto.

Primero, recuerda tener tu rostro limpio y preparado para comenzar el maquillaje. Intenta aplicarte los correctivos, la base y el polvo antes de comenzar a hacerle el delineador.

1. Usa una brocha muy fina e intenta aplicarte una sombra no muy oscura por la cuenca de tu ojo, esta área es justamente por el borde que nacen las pestañas. Hazlo poco a poco, no te apresures a hacerte una línea rápido, esta línea que te hagas será tu base a seguir para aplicarte el delineador. Una vez que lo hayas hecho, con la misma tranquilidad y paso a paso, aplica el delineador sobre la línea que hiciste.

2. Utiliza un delineador de punta fina, para que se te haga más fácil. Al la punta ser tan fina a penas se podrá notar si cometes un error al igual que lo podrás arreglar fácilmente.

3. En vez de tirar una línea corrida desde el lagrimal hasta el cóncavo, traza lineas o puntos pequeños que luego unirás poco a poco.

4. Recuerda que deberías hacer el delineador un poco más grueso a medida que te vas alejando del lagrimal.

5. Dependiendo de la forma de tu ojo, intenta levantar tu ojo o alargarlo, estira delicadamente el borde de tu ojo para que se te haga más fácil hacer la línea.

6. Otro truco muy común es empezar desde afuera. Comienza haciendo el llamado “rabillo” como ven en la próxima imagen.

7. Todas tenemos un ojo más “achinado” o alargado que el otro. Esto es algo que a penas se nota, pero nosotras tendemos a verlo rápidamente en nosotras mismas. Una manera que disimular esto es haciendo el rasgado del ojo más abierto, un poco más acostado, haciendo que este se vea más alargado o “achinados”.

¿Tienes algún truco o idea que no mencionamos? Practica estas ideas y verás como lucirás el delineador perfecto.

¿Te gustó? Déjanos saber lo que piensas en los comentarios.