Mira el vídeo en exclusiva realizado por Alexandra Vega, Rafy Vega y Fernando Cruz Franco.

Por Samuel Nemir Olivares  /  leumas_36@hotmail.com

De visita por la Isla estuvo este fin de semana el reconocido programa estadounidense “Say Yes to the Dress” de TLC para la boda de Jennifer Sáenz y Luis D. Muñiz en Ponce.

Jennifer Sáenz soñó desde pequeña con tener la boda de sus sueños pero jamás se imaginó que se haría realidad y sería transmitida por este programa cuya audiencia cubre toda la nación americana. Este programa presenta el proceso de la novia de escoger el traje perfecto para su cuerpo y para el tipo de ceremonia, así como las manipulaciones, consejos, cambios de peso y otras dificultades.

Anualmente, en las ventas de liquidación de la tienda Kleinfeld en Nueva York cientos de mujeres hacen fila largas horas fuera de la tienda para conseguir un traje a precio más bajo. Esta tienda que lleva 60 años tiene la colección más grande de trajes de novia en el mundo y un personal de más de 200 especialistas de moda, estilismo y planificadores de eventos.

La amiga de infancia de Jennifer, Tiffany Black, ahora gerente de redes sociales en CBS, le recordó que no se podía casar sin antes hacer una cita en Kleinfeld, medirse un traje y soñar que como una artista se compraría el traje allí. Allí se encuentran vestidos de los más reconocidos diseñadores comenzando en $1,300 hasta $40,000.

Sáenz se midió uno tras otro, hasta que encontró su favorito y su padre al verle su emoción y ojos llorosos le dijo que se lo regalaría. El servicio de Kleinfeld incluye varias sesiones de entalle y para su suerte, la diseñadora de su traje estaba el día de su segunda cita pero también el programa.

Según la residente de San Germán y maestra de matemáticas, la producción del programa quedó fascinada con su elección y su historia. Tras ella formar casi un escándalo porque sentía que había ganado peso de la primera a la segunda cita y pensaba que tenía que adelgazar, ellos decidieron visitar la Isla para filmar cómo luciría finalmente.

El traje de Sáenz fue de la diseñadora Augusta Jones y su arreglo personal estuvo a cargo de la estilista Verónica Rivera, de Nueva Jersey. La ceremonia tuvo lugar en el Castillo Serrallés en Ponce y su familia vino desde Nueva Jersey donde ella se crió.

El esposo Luis Muñiz, graduado de ingeniería eléctrica del Colegio de Mayagüez y pelotero, vistió en la ceremonia un traje negro pero luego en la recepción, junto a sus amigos, se cambiaron los zapatos a tenis marca “Converse”.  El bizcocho especial del novio era en forma de camisa, una gorra y una pelota de los New York Yankees.

“Espectacular, fue totalmente diferente, realizada al gusto de los novios. Aunque contó con los elementos básicos de un evento tradicional, tuvo un toque juvenil y moderno. Como los converse del novio y la música para la entrada del séquito. Cada detalle de la boda representaba su personalidad, incluyendo el bizcocho y los números para identificar las mesas alusivos a los Yankees”. expresó el padrino de la boda, quien es Secretario de Arte, Cultura y Educación de Yauco, pueblo del novio.

La pareja se conoció mientras el esposo estudiaba en escuela superior y ella daba clases. Sin embargo, no fue hasta varios años después que se encontraron coincidentalmente en una salida nocturna y comenzaron a salir.

El programa se transmitirá en enero y será un oportunidad de promoción turística para el Castillo Serrallés, Ponce y la isla en general.