Por: Angélica Novoa Ríos

Estamos en verano y evitar el sol no es parte de nuestra lista de cosas para hacer. Durante esta temporada queremos ir a la playa, al parque, ríos y piscinas. Queremos disfrutar todo el tiempo que tengamos y tomar un poco de color en nuestras pieles, incluso los que usamos bloqueador solar terminamos levemente más bronceados. ¿Pero qué hacemos si nos bronceamos y vamos a salir el próximo día? ¿Cómo disimulamos esas quemaduras?

Muchas veces intentamos tomar sol hasta llegar hasta ese moreno que a todas nos gusta, pero en otras ocasiones se nos va la mano y terminamos rojizas y adoloridas. A este punto tu piel está bastante quemada y lo primero que debes hacer es cuidarla.

Comienza aplicando una crema hidratante, sabila o un “after sun”, preferiblemente que tenga aloe vera y vitamina E, estas ayudarán a tu piel a sanar más rápido. Para que esté más frío y refresque más tu cuerpo y rostro, puedes colocarlo en tu nevera  Espera unos minutos en lo que tu rostro absorbe el hidratante y luego comienza a maquillarte.

Para neutralizar el rojo debes usar un corrector verde. De la misma manera que aplicas el corrector de tus ojos, aplica el corrector verde por todas las áreas rojizas. Es importante que no exageres el uso del corrector verde, aplica poco a poco y difumina hasta que te sientas cómoda.

Luego procede a aplicarte una base suave, para no lastimar tu piel, utiliza una brocha o tus manos. Utilizar una esponja puede empeorar la irritación, si aún así deseas utilizar una esponja, es mejor que la sumerjas en agua primero y la utilices un poco húmeda. Además de no absorber producto, la esponja será más suave al contacto.

Utiliza productos que sean delicados para que tu piel pueda respirar. No sobre cargues tu maquillaje e intenta resaltar tus ojos, puedes maquillarte con tonos naturales y un delineador coqueto.

Si en vez de estar quemada estás bronceada, puedes utilizar tu base habitual o comprar una base que vaya con tu nuevo tono de piel. Si no consigues un tono deseado, puedes mezclar la base nueva con la vieja para obtener el tono que desees.

En tus labios siempre debes aplicar un bálsamo hidratante, incluso si solo estas levemente bronceada.

¿Qué Crees? ¿Te ayuda?