Por: Bárbara Sepúlveda Núñez

Definitivamente, esta pareja real ha sido una de las mas controversiales, si de seguir las reglas reales se tratan. Desde el inicio de su relación, Meghan y el príncipe Harry han demostrado que siguen su propio ritmo, y así lo harán hasta para el día de su boda.

Estos son los protocolos que los tortolitos han ignorado con tal de tener la boda de sus sueños.

  1. Localización de la boda

La pareja eligió la capilla de San Jorge, en el castillo Windsor, para celebrar la ceremonia. Se esperaba que al igual que Kate y William, la boda se realizara en Westminster. Por lo que al parecer la boda de Meghan será más pequeña que la de Kate Middleton. 

  1. La fecha de la boda

Por tradición, las bodas reales se celebran en días de semana, para que los residentes británicos tengan un día feriado. Pero, la boda de Meghan y Harry será el sábado 19 de mayo.

 

  1. Las invitaciones

En la invitación se lee: “Sra. Meghan Markle” en vez de “Srta”, esto se debe a que la actriz estuvo casada anteriormente.

 

  1. Discurso de boda

Meghan dio a conocer que será ella quien, de un discurso en su boda, en vez del padre de la novia, quien por tradición, lo suele dar.

 

  1. El traje de novia

Este es un rumor, pero se dice que Meghan Markle eligió a la diseñadora israelí, Inbal Dror, para su vestido de novia, en vez de un diseñador inglés, como Kate y la Princesa Diana.

 

 

 

  1. El pastel de boda

Por tradición, los pasteles en las bodas reales se hacen de frutas, pero al parecer los novios eligieron el limón, el guineo y la flor de sauco, con ingredientes orgánicos. Y la encargada de crear el pastel real será una repostera californiana, llamada Claire Ptak.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Estamos ansiosos por ver como fluye todo el día de la boda, porque sin duda alguna, esta es la boda del año.