Jason Momoa es uno de esos actores cuyo físico tiene una gran importancia para el tipo de papeles que interpreta. Su melena y barba espesas se han convertido en una seña de identidad ya no solo por su papel en Juego de Tronos, sino después de haber dado vida a Aquaman en la gran pantalla. Pues bien, eso ha cambiado. El actor ha decidido afeitarse la barba, algo que no hacía desde 2012, y vas a alucinar con su aspecto actual.

Nada menos que siete años. Ese es el tiempo que Jason Momoa ha estado luciendo barba.
¿Te gusta como luce?