pic.aspx

 

Por: Glorinés Rodríguez Cintrón

El exponer la piel a temperaturas cálidas o frecuentar las playas y piscinas en esta temporada sin brindarle el cuidado necesario, puede afectar la piel haciéndola lucir seca, opaca y descamada.

Durante el verano el cuerpo exige un alto nivel de hidratación debido a las altas temperaturas.  Por ende, hay que consumir más cantidad de líquidos, frutas y verduras que ayuden a nutrir el cuerpo.  Pero eso no queda ahí, en ocasiones olvidamos reforzar la hidratación corporal desde el exterior.

Es importante utilizar un producto apropiado para tu piel como cremas o aceites.  Debes aplicarlo mínimo una vez al día, luego de ducharte, sobre todo si tu piel es seca.

Para añadirle beneficios a tu piel, puedes acompañar los productos con un masaje.