Por: Alondra Prieto Martínez

Andrea Echeverri, Grammys 2019

El pasado 10 de febrero, se celebró la edición número sesenta y uno de los Grammys en Los Ángeles, California. Este evento de espectáculo es un suceso anual que reconoce a los mejores artistas musicales del momento. En su alfombra roja, ha desfilado muchas grandes estrellas, creando grandes momentos para recordar. De nuevo, las celebridades nos dejaron impactados anoche con sus mejores atuendos; algunos nos dejaron encantados, mientras otros nos dejaron un poco desilusionados. A continuación, les presentamos algunas de los mejores, peores, y más ridículo vestimentas de los Grammys 2019.

Algunas de los artistas escogidos que brillaron en sus vestidos durante los Grammys incluyen los siguientes:

Miley Cyrus:

Miley Cyrus en Mugler

La cantante “pop” sorprendió con su vestido por el diseñador Thierry Mugler. Su chaqueta extra grande, junto con su largo cabello ondulado, hizo que este look se viera intenso y sexy.

Ashlee Simpson:

Ashlee Simpson en Georges Chakra

La cantante de “pop rock” lució elegante en los Grammys con un “jumpsuit” del diseñador Georges Chakra. El vestido fino fue embellecido con cuentas redondas y muchas plumas.

Ricky Martin:

Ricky Martin y su hijo, Matteo

El cantante puertorriqueño se veía guapo anoche en un vestido negro y una camisa con un patrón colorido. El mejor accesorio fue su hijo, Matteo, quien acompañó a su papá al evento.

Anna Kendrick:

Anna Kendrick en Ralph & Russo

La cantante que ha trabajado en películas como Pitch Perfect y Trolls, se veía como una princesa en su vestido de la marca Ralph & Russo. El traje corto y rosado nos dejó enamorados a medida que se acerca el Día de San Valentín.  

Kacey Musgraves:

Kacey Musgraves en Valentino

La cantante de música “country” se veía angelical en los Grammys con su traje de la marca diseñadora, Valentino. Musgraves quedó enamorada con el traje romántico ya que le recordaba de la portada de su nuevo álbum, Golden Hour.  

No todas las celebridades pudieron dejarnos encantados con sus vestidos en la alfombra roja. Estas estrellas nos dejaron menos que impresionados.

Kylie Jenner:

Kylie Jenner en Balmain

La figura pública atendió a los Grammys para apoyar a su novio Travis Scott, en un vestido de Balmain. Aunque la estrella siempre luce bella, el ajuste del vestido parecía más de una camisa de fuerza que de un vestido glamuroso.

Kelsie Knight:

Kelsie Knight

La presentadora canadiense llegó a los Grammys en un vestido amarillo mostaza. Además de que las hombreras exageradas desproporcionan su figura, el vestido se ve muy casual para el gran evento.

Leon Bridges:

Leon Bridges en Emily Bode

El cantante de música “soul” intentó representar a su estado natal con el vestido de Emily Bode. El set de color mostaza estaba cubierto en dibujos simbólicos de Texas y de su música. Aunque el atuendo era bien especial para el, a nosotros no nos dejó asombrados.

Post Malone:

Post Malone en Catherine Hahn

El rapero también optó por un look de vaquero en su vestido personalizado por la diseñadora, Catherine Hahn. Malone combinó el vestido rosado (cubierto con adornos de estrellas plateadas) con unas botas de vaquero. El rapero no se veía preparado para desfilar una alfombra roja.  

Katy Perry:

Katy Perry en Balmain

La cantante “pop” de seguro llamó la atención en los Grammys con su vestido de Balmain. Sin embargo, la forma del traje no complemento la figura hermosa de la estrella; al contrario, la hizo ver más ancha. Además, el color y la textura del traje resemblan un pedazo de bizcocho.

Había varias artistas que querían ser el enfoque principal en la alfombra roja. Gracias a sus vestidos extravagantes (y ridículos), definitivamente lo lograron.

Cardi B:

Cardi B en Mugler

La rapera de “I Like it Like That” no deja de sorprendernos, y su vestido anoche no fue ninguna excepción. Cardi B modeló un traje de la colección de otoño de 1995 del diseñador Thierry Mugler.

Tierra Whack:

Tierra Whack

La rapera de Philadelphia atendió a los Grammys en un vestido hecho por un diseñador local, también de Philadelphia. El vestido representó la creatividad e imaginación de la artista, pero los muchos colores y texturas del traje distraen mucho para la alfombra roja.

Shawn Everett:

Shawn Everett

El productor musical canadiense nos dejó confundidos con su vestido en los Grammys. Everett pareció que salió de grabar una escena para Star Wars o Gladiator, y no se cambió antes de presentarse en la alfombra roja.

Tayla Parx:

Tayla Parx

La cantante llegó a los Grammys en un vestido rosa con muchos volantes. El estilo del traje combinado con sus tenis Converse, definitivamente captó la energía joven de la artista. Sin embargo, pensamos que el look no complemento su figura y no era suficiente refinado para la alfombra roja.

Joy Villa:

Joy Villa

El vestido más controversial de la noche fue el traje que usó Joy Villa. El vestido se parecía a una pared de ladrillo con las palabras “Construye la pared” escritas en la parte posterior. Villa juntó su atuendo con un collar de alambre de púas. Además de la mala apariencia del vestido, creemos que usar un atuendo con un mensaje político tan fuerte para los Grammys no fue apropiado.

¿Cuál de los vestidos fue el más que les llamó la atención?