De FarandulaFashion NewsTendencias

El estilo de Michelle Obama

La mayor expectativa la genera sin embargo el vestido que Michelle Obama revelará más tarde en el día, durante los bailes inaugurales que se celebran en Washington al término de la jornada y en los que la primera dama suele causar más interés mediático que su esposo y presidente.

 


Washington. – La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, se convirtió hoy de nuevo en uno de los objetivos más comentados de la ceremonia de investidura de su esposo, Barack Obama, como presidente por otros cuatro años.

Después de que los modelos que lucirá durante la larga jornada de festejos fueran objeto de especulación durante días -los vestidos de la primera dama en el primer día de mandato de su marido constituyen casi un secreto de Estado-, Michelle Obama despejó parcialmente el misterio con su primera aparición pública de la jornada, indicó DPA.

La primera dama se mostró camino a la iglesia -primera parada del día de festejos- luciendo un abrigo en tonos azul grisáceo y cortado “al estilo de una corbata de seda de hombre” del diseñador estadounidense Thom Browne bajo el cual -según dijo la Casa Blanca, ya que debido al frío no se pudo ver- luce un vestido del mismo modisto estadounidense.

Michelle Obama combinó este diseño de alta costura -que también portó en el Capitolio para la investidura- con un cinturón y zapatos de la marca J. Crew, también estadounidense pero más asequibles, conforme a su práctica de mezclar complementos y modelos de diversas gamas.

Al igual que el collar y el cardigan que también eligió para la jornada, se tratan todos de modelos de diseñadores estadounidenses, un claro gesto -habitual asimismo en ella- de hacer un guiño para impulsar la moda nacional, ya que los diseñadores elegidos para vestir a la primera dama suelen ver fuertemente impulsadas sus carreras y, sobre todo, sus ventas.

Sin embargo la mayor expectativa, la genero el vestido que Michelle Obama utilizo durante el baile inaugural.

Rojo rubí fue la respuesta a todas las preguntas cuando esta noche la primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, irrumpió en el baile de investidura de su esposo, el presidente Barack Obama, con un nuevo modelo del joven diseñador Jason Wu, también encargado de su vestido hace cuatro años.


De chifón, con superposiciones de terciopelo y falda vaporosa, Michelle rompió la tendencia de su armario en los últimos días, caracterizado por tonos sobrios y oscuros, azules militares y grises para sorprender con un tono rojo, un color patriota y optimista, señal de cambio y esperanza.

Acompañando al modelo, la primera dama escogió un anillo de diamantes y un conjunto de brazaletes diseñados por Kimberly McDonald, mientras que los zapatos corrieron a cargo de Jimmy Choo.

Wu se convierte así en el primer diseñador en repetir en dos bailes de investidura desde que Nancy Reagan lo hiciera en los años 80 con James Galanos.

El vestido de tirantes, de un intenso y atrevido color, lucía un escote en forma de cerradura anudado al cuello y un corte hundido en la parte de atrás que dejaba ver su espalda, alejándose de los aires clásicos del modelo blanco con flores de gasa y cuentas bordadas a mano que llevaba cuatro años atrás.

“Algunos pueden cuestionar la calidad de nuestro presidente, pero nadie cuestiona la calidad de nuestra primera dama”, dijo Barack Obama al anunciar a Michelle ante los asistentes antes de comenzar a bailar el tema de Al Green “Let’s Stay Together”, interpretado por Jennifer Hudson.

Tanto el vestido, como las joyas y los zapatos que esta noche lleva la primera dama pasarán a formar parte de los Archivos Nacionales de Estados Unidos.

info: El universal y EFE

 

Ego News

Redaccion

Related Articles

2 Comments

Back to top button