Por: Angélica Y. Novoa Ríos

El maquillaje es una rutina que muchas mujeres llevamos acabo todas las mañanas para comenzar el día. Cada una tiene estilos que pueden ser totalmente diferentes que al de otras. Entre esas diferencias están los productos, la técnica y el lugar. Muchas hacemos nuestro ritual de embellecimiento en nuestros hogares frente a un espejo, otras prefieren no hacerlo.

El lugar que utilizamos para maquillarnos debe ser de conocimiento para nosotras, mayormente por el cambio de luz. Familiarizarse con la iluminación es sumamente importante si queremos buenos resultados, pero ¿qué lugares utilizamos?

El metro.

Esta cómica ilustración se puede encontrar en diferentes estaciones del mismo en Japón.

Arreglarnos en el tren puede ser rutina diaria para nosotras, pero lograr mantener control a pesar de los frenos repentinos , curvas u otros es una destreza difícil de perfeccionar. Algunos incluso encuentran entretenido observarnos hacer nuestra transformación.

Otras prefieren maquillarse en el auto.

Este proceso de maquillaje varia entre las luces rojas que tomemos o el tiempo de taponamiento de camino hacia nuestro destino.

Probablemente uno de los lugares más comunes que las mujeres utilizamos fuera de nuestro hogar. La comodidad de nuestro auto puede sentirse parecida a la que sentimos cuando nos maquillamos frente al espejo en nuestro cuarto.

Un  lugar muy común son los baños públicos. Algunas preferimos llegar un poco más temprano a nuestro empleo para poder maquillarnos a nuestro paso y sentir la comodidad de que ya estamos en nuestro destino y no tenemos que preocuparnos por el tapón.

 

¿Y tu? ¿Dónde te maquillas?