Moore ha sido la encargada de abrir el show de Fendi en la Alta Costura de París

La presentación de la primavera/verano 2020-21 ha sido una verdadera obra de arte, en el sentido más literal. Adaptando el desfile (digital) a la situación actual, Jones ha creado un verdadero laberinto de cristal dividido en vitrinas en las que cada diseño de la colección quedaba “expuesto” durante unos segundos; todo ello bajo un gran hilo musical logrando un efecto hipnotizador.

Un desfile de ensueño con top models como  Naomi Campbell, Cara Delevingne, Kate Moss y si hija Lila o Adwoa Aboah, ha contado con una invitada muy especial para abrir el show: la adorada Demi Moore. Una aparición totalmente inesperada, la actriz y modelo de 58 años no había sido confirmada en el desfile por parte de la firma, que no ha tardado en traducirse en miles de comentarios post en redes sociales.

La sorpresa del público no estaba únicamente en su presencia en el desfile de Fendi sino en el aspecto totalmente irreconocible de su rostro. Pese a que se desconoce si realmente se trata de retoques estéticos, miles de usuarios en la red no han dudado en hablar de dicha dicha posibilidad y convertir a Moore y “sus posibles cirugías” en lo más comentado del día.