“Se enviarán equipos de transmisión en vivo a los lugares en los que estén los 140 nominados” 

La ceremonia de los Emmy 2020 será virtual y la más atípica de los 72 años de historia de los premios, pero sus organizadores han querido mantener el espíritu festivo de la noche más importante de la televisión de prime time de Estados Unidos con un gran despliegue técnico en directo.

Un equipo de transmisión en vivo por cada nominado

En lugar de tener discursos de agradecimientos pregrabados (como están haciendo en los Creative Awards) o de conectar con los nominados vía Zoom, enviarán equipos de transmisión en vivo a los lugares en los que estén los 140 nominados de la gala, que podrán estar en cualquier punto de Estados Unidos o un continente distinto.

Para garantizar que la calidad de imagen y sonido sea la habitual de las emisiones televisivas y no depender de aplicaciones de terceros, han elegido la opción de trasladar equipos profesionales y técnicos al lugar en el que los nominados estén la noche del 20 de septiembre.

La ceremonia se transmitirá desde el Staples Center

La entrega de los Emmy se celebra habitualmente en el Microsoft Theatre, pero en esta ocasión se hará en el Staples Centre. Las instalaciones de este recinto multiusos (preparado para acoger grandes eventos deportivos) cuentan con la logística y capacidad de recepción necesaria para manejar las multiples conexiones en directo que se necesitarán el 20 de septiembre.

No habrá público ni alfombra roja

Pero sí contarán con algunos presentadores para los diferentes premios. Aunque todavía no han anunciado quiénes son, sí han avanzado que algunos de ellos estarán de forma presencial en el Staples Center.

También han confirmado que durante la emisión dejarán ver imágenes detrás de cámaras en la que explicarán algunas curiosidades sobre la logística del evento.

Los nominados deciden su etiqueta de vestuario

Aunque en la invitación se les recordaba que era una noche muy especial, cada nominado podrá decidir la forma en la que quiere vestir. Esta no será una edición de andar por casa, pero los protagonistas de la noche podrán aparecer en pijama si así lo prefieren.

También elegirán el entorno en el que colocarán la cámara; podrán hacerlo en su sofá, en su jardín, en la calle o en la piscina del hotel en el que estén alojados. Y tienen la libertad de estar en escena solos o acompañados. Kimmel ha insistido en que, dadas las circunstancias, esta es una buena oportunidad para que los discursos de agradecimiento sean distintos a los habituales, porque podrán ser más espontáneos y celebrarlos junto a familiares o amigos.

Aún no saben si los ganadores podrán recibir la estatuilla en directo

La custodia de los sobres con los nombres de los ganadores de cada categoría será la misma que en cualquier gala, por lo que el equipo de producción del evento no los conocerá hasta que llegue el momento de anunciarlos. A día de hoy aún no han confirmado si han encontrado alguna alternativa que permita que los ganadores hagan sus discursos de agradecimiento con la estatuilla en la mano.