Categorized | Belleza

Ya no quiero tener mi cabello decolorado, ¿Y Ahora Qué Hago?

Ya no quiero tener mi cabello decolorado, ¿Y Ahora Qué Hago?

 

La decoloración del cabello es un proceso químico en el cual se extrae todo pigmento ya sea natural y artificial para aplicar otro tono y al que muchos le tienen terror.

Si bien la decoloración maltrata el cabello tal como cualquier otro proceso químico como la tintes o los permanentes, pero el grado de maltrato se deberá al estado de tu cabello antes de la decoloración. Si tu cabello está súper sano sólo sentirás un poco de maltrato que puedes combatir con cremas y shampoo hidratantes. Si tu cabello estaba seco y con las puntas quebradas… despídete de ese cabello ya que llegará a un punto de resequedad en que la única solución será el corte.

  1. Elige el color del que quieres teñir tu cabello. Después de decolorar tu cabello, debes decidir de qué color lo teñirás. El proceso de decoloración afecta las capas de cutícula de las hebras de tu cabello, lo cual permite que el peróxido de hidrógeno o agua oxigenada (un ingrediente clave en la decoloración del cabello) penetre en estas últimas y elimine el color. Dependiendo del color natural de tu cabello y del tiempo que permanezca en el decolorante, lucirá amarillo, blanco o rojizo. Después de hacerlo, tu cabello estará listo para capturar el color, y generalmente se teñirá mucho más rápido y de manera más profunda que si no lo hubieses decolorado. Puedes teñir tu cabello de un color natural, como tonos de marrón, negro. Para lograr efectos de color más naturales, solo elige colores de 1 a 3 tonos dentro de tu color natural.
  • Considera el color base de tu cabello después de decolorarlo y el color base del tinte que vas a usar porque es posible que haya un conflicto entre esos dos colores y obtengas el color equivocado. Si tu cabello decolorado es amarillento y el tinte tiene un color base de tono azul, tu cabello podría lucir verdoso. Sin embargo, si usas un tinte con un color base morado, este opacará el amarillo de tu cabello y obtendrás mejores resultados.
  • Para saber el color base de tu tinte, busca en el sitio web del fabricante del tinte una “lista de paleta de colores” o algo similar que clasifique los colores en tonos cálidos, neutrales y fríos. También puedes comprar componentes diferentes de un kit para teñir el cabello en una tienda de artículos de belleza. Estos productos indican el color base en el empaque (ejemplo: azul, azul violeta, violeta, violeta rojizo, rojo, etc.). Prestar atención a la paleta de colores del tinte de cabello que usarás te ayudará a reducir el riesgo de teñir tu cabello del color inadecuado.
  • Observa el color de tu cabello en las fotos de tu niñez. Eso te ayudará a determinar cómo reaccionará tu cabello a ciertos colores. Si el color de tu cabello era más cálido (rubio miel o similar), es posible que ahora reaccione con un color más cálido. De igual manera, si tu cabello era de un color más frío (como rubio ceniza o castaño), es probable que tenga matices más fríos al teñirlo.

2. Determina cuánto tiempo quieres que dure el color de tu cabello. Existen varios tipos de tintes comerciales disponibles, incluyendo tintes permanentes, semipermanentes y baños de color. Cada uno de estos productos tiene un tiempo de duración diferente en tu cabello. Puedes comprarlos en tiendas de artículos de belleza, farmacias, o tiendas por departamentos, aunque siempre recomendamos que te realices estos procesos en un salon profesional.

  • Los tintes permanentes duran mucho tiempo y producen colores que tienen una apariencia natural. También pueden producir colores fuertes y dramáticos. Sin embargo, debido a que son muy fuertes, pueden dañar tu cabello porque deben permanecer en él durante un período de tiempo más largo al momento de teñirlo.
  • Los tintes demipermanentes son los que se encuentran en segundo lugar después de los tintes permanentes y generalmente duran aproximadamente de 20 a 25 lavadas. Estos tintes pueden teñir tu cabello 1 a 2 tonos más oscuro y también pueden agregar reflejos llamativos.
  • Los tintes semipermanentes son temporales, lucen más naturales y generalmente duran cerca de 10 lavadas. Puedes usarlos directamente de la caja ya que no es necesario que los mezcles previamente. Estos tintes se destiñen progresivamente, especialmente con la exposición al aire y las lavadas. Generalmente, no contienen amoníaco o peróxido y, por lo tanto, son mejores en cabello frágil o que ya esté dañado.
  • Los tintes de cabello temporales son útiles para hacer retoques y experimentar con diferentes colores. Estos incluyen baños de color, espumas, aerosoles y color para el cabello en barra. Generalmente, estos productos cubren el cabello en lugar de teñir el núcleo de la hebra. Como resultado, puedes enjuagar estos tipos de baños de color en 1 a 3 lavadas. Después de que el tinte temporal se destiña, es posible que el color de tu cabello no sea el que desees. Por ejemplo, si decoloras tu cabello y usas un tinte temporal de color azul, es posible que tu cabello luzca verde después de que el azul se destiña.

3. Acondiciona tu cabello previamente con un acondicionador profundo. Usa un acondicionador profundo uno o dos días antes de teñir tu cabello decolorado para que ayude a formar humedad en él, la cual probablemente se haya dañado durante el proceso de decoloración. Existe una gran variedad de tipos de acondicionadores profundos que van desde los menos costosos (entre 5 y 8 dólares), los más costosos (de 30 dólares a más) hasta los más naturales y hechos en casa. Hay recetas sobre cómo hacer tu propio acondicionador profundo, las cuales generalmente usan alimentos como base. Haz una búsqueda en Internet con la frase “recetas para acondicionadores profundos” para obtener sugerencias en las que se use plátanos, aguacate, mayonesa, yogur, coco, aceite u otros alimentos. Este paso te ayudará a minimizar el cabello extremadamente reseco y quebradizo después de teñirlo para incrementar su humedad y elasticidad. Lo ideal es que acondiciones tu cabello previamente antes de decolorarlo. Sin embargo, si no lo haces, aún debes usar un acondicionador sobre él antes de teñirlo nuevamente.

4. Después de haberte pintado el cabello, evita lavarte el cabello durante 2 a 3 días. El agua, el jabón y el calor pueden disminuir el poder de fijación del tinte en tu cabello y hacer que se destiña. Si no lavas tu cabello durante tres días, permitirás que el tinte se impregne en las cutículas del cabello, que se abren durante el proceso de aplicación del tinte. Si después de lavarte el cabello, el tinte no permanece, puedes teñirlo nuevamente pero te arriesgas a dañarlo aún más. Si te das cuenta de que tu cabello decolorado no fija el color, probablemente debas visitar a un peluquero para que lo corrija profesionalmente.

5. Cuida tu cabello. Tu cabello se tornará quebradizo y se secará después de este tratamiento de color y tendrás que acondicionarlo para restaurar un poco su humedad y elasticidad. Usa un acondicionador profundo (comercial o natural) al menos una vez a la semana y déjalo en tu cabello durante 20 a 30 minutos antes de enjuagarlo. Puedes obtener mejores resultados calentando tu cabello con un secador de cabello mientras el cabello está impregnado con el acondicionador profundo. Si haces tu propio acondicionador profundo con algún tipo de alimento, asegúrate de que no esté descompuesto. Si hiciste la mezcla hace unos cuantos días (o una semana si la guardaste en el refrigerador), arrójala a la basura y haz una nueva.

 

Auspicia

 

 

 

This post was written by:

- who has written 1187 posts on Ego Moda & Estilo.


Contact the author

EgoAds2

49687 Ego Moda si es de sears 1

Facebook Video

EgoAd1

EgoAd6

wella

EgoAd7

49687 Ego Moda si es de sears 1

Redes Sociales

issue youtubr viemo_icon1 twitter instagram-logo facebook

Contáctanos

Ave. Palmas 1108 suite 2-2 San Juan, Puerto Rico 00907-5214 / Telefono: 787-661-7770
E-Mail: info@egomoda.com