Las tomas, logradas por Mario Sorrenti para V Magazine, muestran a Graham solo con un top de malla que deja al descubierto sus pezones, o simplemente con una tanga a medio quitar, mientras se deshace de una camiseta.

En la entrevista que acompañan las imágenes en blanco y negro, Ashley, quien este año se convirtió en la primera modelo ‘plus size’ en desfilar para Michael Kors en la Semana de la Moda de Nueva York, habló también de cómo se siente siendo una mujer plus.

 

Su consejo para esas duras mañanas: “Di a ti mismo, ‘me gusta este día. Soy valiente. Soy hermosa, y soy brillante’. Para mí, eso golpea el interior, el exterior, y me hace sentir inteligente”.